Mejora tu Disciplina Operacional con estos 3 pasos

Home , Gestión Empresarial   0 Comentarios
Mejora tu Disciplina Operacional con estos 3 pasos

La disciplina operacional forma parte de la cultura de gestión empresarial, ha probado ser de gran valor para mejorar el rendimiento de un emprendimiento o negocio. Con el tiempo desarrollaremos esta cultura si:

DEFINIMOS LOS INDICADORES CLAVE DE RENDIMIENTO Y LA FRECUENCIA

Debemos preguntarnos: Qué quiero conocer del desempeño de mi negocio? Además, debemos cuestionarnos si estos parámetros son realmente claves en el desempeño o si son irrelevantes. Luego de que tengamos un conjunto de Indicadores Clave a medir debemos definir la frecuencia con que los queremos medir (diariamente, semanalmente, mensualmente, etc.). Los Indicadores Clave más usados son los relacionados a ventas y margen bruto; sin embargo, existe un número infinito de variables que pueden ser relevantes a tu negocio particular que podrían apoyarte en tu desempeño. Incluso, puedes definir nuevos indicadores que se acomoden a tus necesidades siempre y cuando cumplan con el criterio de ser relevantes en el rendimiento de tu negocio.

DEFINIMOS LA FUENTE DE INFORMACION Y LA CALIDAD

Normalmente, estos indicadores los obtenemos de un sistema de gestión empresarial. Si no contamos con un sistema automatizado podemos usar otras fuentes de información, por ejemplo: i) el contador externo, ii) plataformas de comercio electrónico donde comercialices tus productos, iii) proveedores de servicios. Todas las anteriores son fuentes valiosas de información a tu disposición y la mayoría de las veces no tienen un costo adicional ya que regularmente forman parte de los servicios por los cuales ya estas pagando. Adicionalmente, debemos evaluar si la información que recibimos de estos Indicadores son de calidad como para tomar decisiones a partir de ella? Si la respuesta es no, debes invertir tiempo y dinero hasta cumplir con este criterio.

CREAMOS EL HABITO DE REVISION

Luego de que tenemos Indicadores Clave de Rendimiento, la frecuencia con que los vamos a obtener, la fuente de información y confiamos en la calidad de los datos debemos crear el hábito de revisión. La mejorar manera de hacerlo es creando reuniones de trabajo donde las personas responsables de estos Indicadores Clave de Rendimiento expongan los resultados obtenidos así como los planes de trabajo para mejorar. Recordemos que el fin de la disciplina operacional como cultura es que el conocimiento que estamos adquiriendo a través de la revisión frecuente de los Indicadores Clave de Rendimiento nos permite desarrollar un juicio crítico que debe ser accionable.

Finalmente, el crear una Disciplina Operacional nos ayudara a crear cultura de gestión empresarial que nos apoyara en el desarrollo de nuestro negocio. Sin embargo, debemos estar consistentes de que debemos adaptar estos pasos a la realidad donde nos desenvolvemos por lo que los Indicadores Clave de Rendimiento, frecuencia y fuente de información pueden cambiar en el tiempo.

Coméntanos, que Indicadores Clave de Rendimiento usas en tu negocio?

Leave a Reply

Captcha
My Wishlist (0 items) Contactar con nosotros
Por favor ingresa primero
Por favor ingresa primero

Tu carrito

No hay más artículos en su carrito